Los espectáculos del proyecto Circonciencia son espectáculos diseñados para todos los públicos, en los que no existe cuarta pared, y si existe, esta no es más que una pared de personas que también son integrantes en todo momento del espectáculo. Los actores actúan por, para y con el público, que se convierte en protagonista tanto de los experimentos como del mundo al que su propia curiosidad le lleva: la ciencia..

Una mente cultivada es una mente inquieta e inteligente, que hará avanzar la sociedad.

Los espectáculos del proyecto Circonciencia promueven un acercamiento a la ciencia desde el punto de vista de dos artistas que también son profesionales de la divulgación científica, combinando rigor científico con un modo artístico de ver la realidad.